Aprende a mantener tu posicionamiento en buscadores

Si estás por rediseñar tu página web y lo haces de manera equivocada corres el riesgo de perder tráfico hacia tu sitio y con ello disminuir la cantidad de personas que conocen tu empresa y te contactan solicitando tus servicios a través de esta herramienta.

En este artículo te voy a enseñar como a mantener tu posicionamiento en los buscadores cuando rediseñes tu página web.

Cuando realizas una consulta en Google o en otros buscadores, en cuestión de milisegundos se muestran una serie de resultados, esto es posible ya que de manera automática los buscadores todos los días navegan por internet y agregan a su “catálogo” todas las páginas web nuevas así como las actualizaciones de las páginas existentes, a este proceso se le conoce como “indexación”.

Es por ello que aún cuando tu no lo hayas solicitado, tu sitio web puede ser encontrado en los buscadores cuando alguien hace una consulta relacionada con tu empresa. Los buscadores no solamente indexan la página de inicio de tu sitio web sino que toman en consideración todas y cada una de las páginas de tu sitio, tomando con referencia la URL o liga web, por ejemplo:

  • misitio.com/servicios
  • misitio.com/productos
  • etc.
Cuando se lleva a cabo el rediseño de un sitio web de manera erronea es muy común que se cambien las URL o ligas web que ya conoce Google por ejemplo: misitio.com/servicios por mitisitio.com/misservicios.

Si esto pasa en un instante perderás todo el posicionamiento que hayas logrado en meses o en años en Google ya que este no será capaz de encontrar tu sitio web y por lo tanto deberás de comenzar desde cero tu posicionamiento. Recuperar tu lugar en los buscadores te llevará meses y con ello afectarás de manera importante tu negocio.

¿Qué debes hacer para no perder tu posicionamiento?

Existen dos alternativas

Alternativa 1: Mantener las mismas ligas que ya están posicionadas, es decir puedes cambiar el diseño, funcionalidad e incluso el contenido del sitio (Aunque un cambio drástico en este último puede alterar tu posicionamiento) pero mantén las URL que Google tiene indexadas.

Alternativa 2: Notifica a Google que has realizado un cambio. Es como cuando cambias de casa y avisas a la autoridad correspondiente cual es tu nuevo domicilio.

Esto se logra a través de un redireccionamiento permanente, con ello no solo estarás avisando a Google acerca del cambio sino que todo el posicionamiento que tengas en tu página anterior será transferido a tu nuevo sitio.

El redireccionamiento permanete es una línea de código que deberás colocar en un archivo que se encuentra por default en el servidor llamado .htaccess. Este archivo es un poco delicado por lo que es recomendable que acudas a un experto para que te ayude a realizarlo.

La estructura de un redireccionamiento 301 es la siguiente: Redirect 301 /vieja-pagina http://www.example.com/nueva-pagina

Es importante mencionar que deberás realizar un redireccionamiento permanente por cada liga que hayas modificado.

Icons made by Freepik from www.flaticon.com is licensed by CC 3.0 BY